Publicada en

Bragas usadas – fetichismo y definicion

Estimularse de manera sexual con bragas usadas normalmente viene provocado por sensaciones recibidas por los 5 sentidos en las zonas erogenas del cuerpo, pero existen personas que prefieren el sentimiento hacia objetos o prendas, las cuales le provocan un mayor deseo sexual que el propio contacto en si, vivir la sexualidad de esta manera es una sexualidad fetichista.

En muchas ocasiones el fetichista solo obtiene placer mediante este tipo de contacto con objetos como las bragas sucias de una mujer, disponer de ese objeto, tenerlo en su poder, saber que antes perteneció a una dama o los fluidos que existen en esta prenda son lo que gusta.

No es extraño hoy en dia conocer muchas maneras por las cuales se llega a obtener una satisfaccion sexual mas allá de la tradicional, son igual de validas que el sexo tradicional, pero a sus seguidores no les gusta lo comun, esta practica se denomina parafilia y se han catalogado mas de 100 tipos de parafilias.

 bragas usadas

El fetiche en si, proviene del frances y significa ficticio e ismus que significa condicion. Para algunos es una perversion, pero para otros usar partes del cuerpo ajeno u objetos en vez de las partes intimas de la pareja les producen un placer mayor que el metodo tradicional, en este punto el uso de bragas sucias, entra en juego, con unas en tu poder podras experimentar lo que desees acompañado o sin acompañar para llegar al orgasmo como te plazcas.

Tambien es comun fantasear con la ropa interior femenina, lo cual produce un efecto erotico que afecta a la parte psicologica de quien la posee, unas bragas sucias incitan al fetichista a rozar su cuerpo y reemplazar al ser humano por ese objeto y sus fantasias.

Por otra parte las mujeres que venden ropa interior usada disfrutan a menudo al saber que existe alguien que disfruta con su olor, imaginan el roce de sus bragas usadas por el cuerpo del comprador y llegan al orgasmo mediante esa idea, es una doble fantasia sexual.

A veces el perfil del fetichista es el de alguien reprimido, solitario y sin nadie que lo entienda, a menudo el contacto fisico les incomoda ya que en ocasiones no les gusta y este fetichismo es lo que satisface sus necesidades sexuales.

Un fetichista no requiere obligatoriamente de mimos y caricias, el estimulo de unas bragas usadas le produce suficiente placer para entrar en trance y llegar al orgasmo. Quiere ser dueño de prendas usadas para poder deleitarse por los 5 sentidos con ellas, oliendolas, tocandolas y hasta mordiendolas.